Con una regleta y un punzón

Con una regleta y un punzón

con-una-regleta-y-un-punzon

La historia de la humanidad tiene sus etapas de gloria y sus zonas oscuras, ambas muestran la búsqueda incansable del ser humano por alcanzar la gloria, el poder, la fama y saca a la luz su deseo de eternidad; así fue desarrollándose la historia y todos de una u de otra forma participamos en ella.   Los actores, en cada una de estas etapas, sean estos hombres o mujeres, dieron sus aportes y nos siguen hasta hoy, cambiaron el rumbo de la historia. Después de la venida de Jesús, se transformaron los derechos humanos cambiando “ley del más fuerte”, por la justicia y la equidad pregonada por Jesús.

Hay aportes que quizás para la valoración humana, no clasifican para un salón de la fama, sin embargo, su aporte transformó la vida de muchos. Un ejemplo es la alfabetización, por mucho tiempo fue un derecho de los poderosos, pero cuando se convirtió en un derecho para todos, se abrió la puerta a la igualdad; porque la alfabetización, como derecho cambió la historia de la humanidad, dando un amanecer de oportunidades a quienes con esfuerzo aprenden a leer y escribir.

Dentro de la humanidad la uniformidad no existe hay muchas diferencias según las capacidades las personas, una de ellas es la discapacidad visual, por siglos estas personas se vieron marginadas en las culturas, hasta que un hombre, Luis Braille, inventó su sistema de lecto escritura, buscó la forma para que las personas con discapacidad visual tuviesen igualdad. Fue cuatro años después de su muerte que se reconoce el aporte dado por este hombre a toda la humanidad. Con su sistema de lecto escritura, Luis Braille, innovó y ofreció a las poblaciones con discapacidad visual una alternativa para acceder a la educación. Le abrió la puerta a esta población para que los humildes se alegrarán, tal como lo dijo el profeta Isaías, también para que los ciegos vieran (Isaías 29.18-19).

Hoy celebramos el día mundial del sistema de lecto escritura braille, en honor a Luis Braille, hoy celebramos que las poblaciones con discapacidad visual en el mundo entero tienen una oportunidad de ser alfabetizadas para entrar a la carrera de la vida.

Hay tendencias educativas que tratan de sustituir con la tecnología este sistema; todo niño o niña necesita aprender a leer y escribir para luego entrar al mundo de la tecnología y dar rienda suelta a su creatividad; de la misma forma las poblaciones con discapacidad visual ocupan aprender a usar la regleta y el punzón para desarrollarse y con sus manos y conocer las letras. 

El mundo de la comunicación entre las personas con discapacidad visual es a través de sus dedos, el tacto es el sentido más desarrollado en estas personas, la tecnología es una herramienta que no puede sustituir esa destreza.

Si en el mundo hubiera un apagón mundial, aquellos que solo dependen de la tecnología quedarán en la oscuridad y a la merced de quienes quieren imponer su poder. Pero aquellos que saben usar la regleta y el punzón serán los que sobrevivan, celebremos las oportunidades y no se las neguemos.

“…Y los ciegos podrán ver,
libres de oscuridad y de tinieblas.Los humildes volverán a alegrarse en el Señor…” Isaías 29.18-19

Deja un comentario