Dios se hizo vulnerable

DDios se hizo vulnerable

 

Cuando pensamos en la navidad, vienen a nuestra imaginación los recuerdos del pasado  con las ilusiones  de cada navidad vivida. Navidad, para algunos de nosotros es fiesta. En navidad, en nuestro país, se recibe un salario extra, el aguinaldo y esta disponibilidad de dinero moviliza a la población a salir de compras, ese puede ser otro motivo de alegría. El comercio se prepara  cada año para hacer de la navidad una fiesta comercial; los colores, las luces, las canciones, las actividades, todo nos invita a gastar y hacer  de esta estación una fiesta comercial.

 

Las Escrituras no nos imponen la navidad como una fecha  para festejar; tampoco nos señalan una fecha  concreta identificada con el nacimiento de Jesús. Debemos decir, sin embargo, que la Biblia tampoco nos prohíbe su celebración. Sin lugar a dudas la primera navidad (y la única) fue un motivo de gozo. Los pastores de Belén recibieron el mensaje:

 

Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: 11que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor. (Lucas 2.10).

 

Dios estaba interviniendo en la historia humana en forma salvífica. Mateo cita al profeta y nos  declara:

 

    He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo,

Y llamarás su nombre Emanuel,

que traducido es: Dios con nosotros. (Mateo  1.23)

 

Así que la navidad es la buena noticia de la visitación de Dios. Con Jesús, Dios está con nosotros. Dicho de otra manera, la navidad es una muestra del amor que Dios tiene por el ser humano. Me atrevo a decir , ahora, que muchas de las actividades navideñas nos distraen del verdadero significado del nacimiento de Jesús.

 

No sé si te has puesto a pensar en lo vulnerable que es un niño. Pues Dios interviene en la historia humana en forma de un recién nacido. Vive como un ser humano, en todas sus etapas de desarrollo. Pasa por  experiencias semejantes  a las nuestras. No hay duda de que Dios nos entiende, vivió en Jesús todas nuestras experiencias. SE expuso a nacer como ser humano; se expuso a ser tentado como nosotros. Pero bien aclara la Escritura en Hebreos 4.15:

 

15Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.

 

La obra de Jesús es una desde su nacimiento hasta  la cruz y hasta  la resurrección. No podemos  celebrar la navidad como un hecho aislado,  es parte de un todo. Recordemos Juan 3.16:

16Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Él se hizo  vulnerable pero salió triunfante.