¡Que Hemos Hecho!

¡Que Hemos Hecho!

Hace pocos días vi a un hombre explicando cómo en un momento de  cólera había cometido un crimen, entonces, cuando se da cuenta exclama ¡que he hecho!

 

Me encontraba escribiendo este artículo el viernes 23 de noviembre, recién pasado; esta fecha coincidió con el llamado “viernes negro” (Black  Friday,  en inglés); un día promovido por el comercio norteamericano para hacer ventas de  descuento.  Las ventas han resultado tan buenas que ahora se promueve, también, en nuestro país. Me llamó la atención que,  en Costa Rica, hubo gente haciendo fila desde el día anterior en negocios para  ser de los primeros en entrar y comprar.  La gente, en Estados Unidos, se atropellaba por entrar a los comercios, algunos se caían y los que venían atrás les pasaban por encima.  Parece que son mas importantes las cosas que queremos comprar que las otras personas.

 

Hemos hecho de la  navidad una época de  ventas y nos hemos  olvidado del verdadero significado de la navidad. Para la mayoría de la población el fin de año solo significa fiestas y se olvidan de la celebración del nacimiento del Señor. Las ventas de licor y su consumo aumentan. Hay mas accidentes. Para muchos pensar en fiestas es pensar en drogas y libertinaje. Esta es una época en que se reciben aguinaldos y aumentan los robos. Diciembre se ha convertido en uno de los meses mas violentos del año. Surge de nuevo la exclamación ¡que hemos hecho de la navidad! Pero surge , también la pregunta ¿Qué está haciendo la  iglesia para cambiar las cosas? Y muy honestamente me temo que  muchas iglesias, sin darse cuenta, han caído en la corriente del mundo de una navidad sin Cristo.

 

Le invito a que piense conmigo.  ¿Cómo organizar una fiesta de cumpleaños para el Señor? ¿Cómo la habría organizado la iglesia del primer siglo? Si usted supiera  que Jesús en persona va  a venir a Costa Rica a ver las fiestas que se realizan en “celebración de su nacimiento”, ¿Qué cambiaría usted? ¿Cree que el Señor Jesús se sentiría satisfecho con el programa que tiene su iglesia para esta  navidad?

 

Yo estoy seguro que el Señor Jesús no era, ni es, un personaje triste. Él estuvo dispuesto a asistir a una fiesta de bodas y no creo que fuera con una cara amargada. Jesús era una persona sociable, se mezclaba con la gente. Él dejó que los niños se le acercaran, ¿lo imagina alzando un niño y sonriente? Yo si me lo imagino. Así que creo que hay lugar para la alegría y el gozo. Pero si Jesús apareciera en algunas “fiestas” navideñas, pienso  que diría algo como lo siguiente: “esto no tiene nada que ver conmigo, este no fue el motivo de mi nacimiento”.

 

La iglesia cristiana debería atreverse a ser mas radical en su pensamiento y acción. ¿Qué significa ser cristiano hoy? ¿Cómo hacemos para dejar la huella cristiana en el mundo actual y no dejar que el mundo deje su huella en la iglesia?   Además de los fiesteros hay mucha gente sufriendo en navidad ¿Con quien pasaría Jesús en navidad?

 

En un pequeño pueblito, en un pobre alojamiento, nació Jesús. En las cercanías un grupo de pastores recibió el mensaje: “ No tengan miedo, porque les traigo una buena noticia, que será motivo de gran alegría para todos: Hoy  les ha nacido…un salvador, que es el Mesías, el Señor.” (Lucas 2.10-11 DHH). Recobremos el verdadero significado de la navidad.