Enfrentamiento

Enfrentamiento

CConversando con Jesús

El  episodio que  encontramos en Lucas 4.31-37 y Marcos 1.21-28, es un poco inquietante para la mentalidad occidental. Mateo no incluye este suceso en su evangelio. Dialoguemos sobre el mismo con Jesús.

 

_ Por lo que leo en este pasaje me parece entender que  Nazaret estaba ubicado en una zona más alta que Capernaum. ¿Es así?

_Tu apreciación es correcta. Nazaret se encuentra en una región escarpada, camino a Galilea, por eso dice el texto que “descendí”.

_Me parece que pasaste mucho tiempo en Galilea.

_Pasé bastante tiempo en Galilea. Eso lo encuentras en los evangelios sinópticos, pero debes leer el evangelio de Juan y descubrir que también dedique tiempo  a Jerusalén y sus alrededores. Es  mas, es con base en el evangelio escrito por Juan, que ustedes han podido determinar el tiempo que dediqué al ministerio público. La lectura de los sinópticos puede dejar la impresión de que solo visité Jerusalén al final de mi ministerio.

_Para nosotros, gente del siglo XXI, especialmente en ciertas culturas con más tradición racionalista, nos es difícil entender la presencia de “espíritus”. ¿Podrías, Señor, comentarme algo de esto?

_ ¿Recuerdas que en una oportunidad mencioné que Dios es espíritu?

_Si, lo recuerdo. Pero es muy diferente.

_Con esta referencia quiero hacerte conciente de que hay una realidad espiritual que no ves pero que existe. La ciencia (los científicos) solo estudia lo perceptible y estos temas los ignora. La ciencia como disciplina y método debe ser objetiva, pero los científicos, como todo ser humano, siempre tienen prejuicios. En sociedades muy influidas por el pensamiento racional se busca darle una explicación racional a todo fenómeno, es por eso que a manifestaciones espirituales se les busca alguna otra  explicación o  se las ignora. Al hacerte este comentario no quiero dejarte la impresión de que  estoy en contra de la ciencia, todo lo contrario. La mente humana fue creada para descubrir las causas de los sucesos, entender procesos y proponer soluciones. Como ya se ha dicho en otra parte, el método científico no acepta a Dios como explicación, en cierto sentido el método científico es “ateo” como metodología de trabajo. Pero los científicos no tienen porque ser ateos.

Hace poco comentamos sobre los 40 días que pasé en el desierto y las tentaciones o pruebas en que quería hacerme caer el diablo. Cuando el ser humano desobedeció en el Edén dio cabida a estas fuerzas del mal, se hizo esclavo del pecado, te aconsejo que mires  en Juan 8.34.

_ ¿Cómo  podía estar ese hombre en la sinagoga, con un espíritu inmundo, y no ser descubierto?

_Por decirlo de alguna manera, hay niveles de contaminación espiritual. Mas adelante encontrarás el relato del endemoniado gadareno, ese es un caso extremo de un hombre que está dominado por los espíritus inmundos en forma  “visible” (Marcos 5.1-20).

_Siempre he tenido la duda de  si lo que se llama endemoniado en la Biblia no son los enfermos mentales.

_Comprendo tus dudas en este sentido. Ciertamente lo primero que hay que hacer al encontrarse con personas como  el endemoniado gadareno, es descartar o asegurarse  de que no sea una enfermedad mental. Ahora bien, volvamos a la sinagoga en  Capernaum, el hombre estaba ahí cumpliendo sus compromisos religiosos, cuando el espíritu inmundo se percató de mi presencia reaccionó. Lo que se dio ahí fue un enfrentamiento de poderes. Recuerda que yo vine predicando el “Evangelio del Reino”. Las fuerzas del bien y del mal son incompatibles. Si yo  estoy presente las fuerzas del mal tienen  que salir, eso fue lo que ocurrió en aquella sinagoga. Permíteme mencionarte algo escrito por Pablo en la Epístolas a los Colosenses, tiempo  después: “el cual (Dios) nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y nos ha traslado  al reino de su amado Hijo,” (Colosenses 1.13). Yo vine  para quitar el pecado, para deshacer las obras del mal y  por lo tanto no podía dejar aquel hombre en ese estado.

_ ¿Se presentan hoy día situaciones como esa?

_ Si, en el mundo hay todavía un enfrentamiento entre el bien y el mal. Se da a todo nivel.

_ ¿Qué quieres decir con “a todo nivel”?

_ Algunas personas esperan encontrar espíritus malos o inmundos afectando individuos y  los hay. Pero te aseguro que hay  fuerzas del mal a nivel político, buscando como oprimir los pueblos; o en el comercio tales como el narcotráfico, la trata de personas,…y muchísimos más que solo buscan la explotación de las personas  en beneficio de sus intereses.