El Evangelio

EEl Evangelio

 

Reinicié  la lectura del Evangelio según San Marcos, tenía la intención de una lectura mas “rápida”, es  el Evangelio que he leído mas veces. Pero apenas empezando me  detuve.

Principio del evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios.”

 

Todos  sabemos lo que significa  “evangelio”: buena noticia”. Me pregunté entonces ¿Cuál es la buena noticia? De inmediato vinieron a mi mente varias respuesta. Nota que  aquí Marcos está por empezar su relato  sobre la vida del Señor Jesús, así que parece que Marcos llama evangelio al relato de la vida de Jesús. Mas  adelante,  Marcos 1.14, lo define como:

“… predicando el evangelio del reino de Dios,diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Diosse ha acercado; arrepentíos,  y creed en el evangelio.”

 

En este corto artículo quiero decirlo mas libremente, la buena noticia es que Dios nos ama: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito,” (Juan 3.16) piénselo despacio, Dios le ama. El ángel que dio la noticia del nacimiento de Jesús  a los pastores , en Lucas 2.10-11, lo dijo de la siguiente manera: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: 11que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor. Resumiendo, hasta aquí:  Dios nos ama, nos ha dado a su Hijo, quien nació como un bebé humano (se introdujo en nuestra historia) para ser Salvador nuestro; él es Cristo el Señor. Esto solo es  el inicio de la buena noticia. En su ministerio terrenal, Él liberó   a los hombres y mujeres oprimidos por el Diablo; Él sanó  a los enfermos, porqué Él manifestaba el poder del Reino de Dios. En Romanos 5.8 nos dice Pablo: “Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.”  Esto nos ayuda a entender que Él nació y vivió como uno  de nosotros, pero además murió en  nuestro  lugar. Esto  es parte, también, de la buena noticia, Jesús dijo: “Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas.” (Juan10.11). ¿Por qué lo hizo? “él apareció para quitar nuestros pecados, (1 Juan 3.5); además, “Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo.” Como fue dicho por Juan el Bautista: “He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.” El tenia un objetivo en mente, veamos Tito 2.14: “…, 14quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad  y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras.”

 

 

Nosotros sabemos  que la vida  del Señor Jesús no se  agotó en la cruz, Él resucitó: “Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras;  4y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras;” (1 Cor.15.3-4). La buena noticia nos alcanza aun hoy día, Él sigue vivo y: “tiene un sacerdocio inmutable; 25por lo cual puede también salvar perpetuamente a los que por él se acercan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos. (Heb.7.24-25). Verdaderamente, como menciona Colosenses 2.10: “en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad, 10y vosotros estáis completos en él,”

 

La buena noticia también es  que recibimos los  beneficios  de su obra redentora, por   fe, por su gracia,  por la acción del Espíritu Santo y que  el Espíritu Santo  fue derramado en nuestros corazones. Leamos Tito 3.4-6:  “4Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres, 5nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo, 6el cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador,

 

Se podría decir mucho mas de este Evangelio (buena  noticia), pero por ahora nos limitaremos  a recordar estas manifestaciones de su amor.